Asociación - quiénes somos ?

  • En 1941 este Douglas B-18 Bolo (s/n 36-446, c/n 1747) se estrelló en Hawai. A pesar de haber estado expuesto a la intemperie, en una isla tropical, durante 75 años, su masa metálica se encuentra en bastante buen estado.

Quiénes somos ?

La asociación aeronáutica sin fines de lucro missing.aero tiene su sede en el cantón de Neuchâtel, en Suiza. Su misión es llevar a cabo estudios e investigaciones destinados a encontrar rastros de aeronaves perdidas en América Latina.

Nuestra asociación ha formado, en torno a sus misiones, equipos de colaboradores y consultores en Suiza y América Latina, con los conocimientos necesarios y pertinentes a cada una de las áreas de cada misión.

El nombre de la asociación surge de la contracción de "mission engineering", para destacar una metodología de trabajo inherente a nuestras actividades. Para llevar a cabo sus misiones, missing.aero se nutre, principalmente, de las ciencias y las tecnologías propias del campo de la ingeniería.

Background

La asociación missing.aero fue creada en la estela de las actividades de la asociación aeronáutica suiza hepta.aero, que trabaja desde el año 2003 para la promoción de la ciencia y la tecnología.

El staff cuenta con más de diez años de experiencia en la organización y la dirección de proyectos de investigación aplicada y en proyectos que requirieron de un esfuerzo sostenido durante varios años, además de un sólido conocimiento y experiencia en el campo de las expediciones en regiones selváticas difíciles o consideradas inaccesibles.

Durante estos años, el staff desarrolló nuevas pericias y, paralelamente, llevó adelante varios proyectos de investigación y desarrollo, logrando la necesaria madurez, capacitación y preparación técnica en el uso, particularmente, de sistemas aeroportados de detección (airborne sensing) y equipos de teledetección (remote sensing) para diferentes misiones.

La ingeniería como recurso

La ingeniería es una actividad rigurosa de conceptualización. Los principios de la ingeniería y su metodología subyacente son eminentemente lógicos. Sus referentes son técnicos, científicos y matemáticos.

La ingeniería nos guía sobre las posibilidades e imposibilidades, las probabilidades e improbabilidades, consistencias e inconsistencias. La ingeniería nos permite hacer suposiciones y verificarlas.

La ingeniería como misión

La historia de los vehículos, artefactos capaces de moverse de forma guiada o independiente, es también la historia de objetos desaparecidos para siempre. Desaparecen barcos, globos, aviones, naves espaciales, vehículos que dejaron un día algún lugar...para llegar a ninguna parte. Encontrar los restos de un vehículo perdido es, a priori, una cuestión de medios.

Por ejemplo, la posición del aterrizador de la misión Viking I, que llegó a la superficie de Marte en 1976, no será conocida hasta treinta años más tarde, cuando el orbitador Mars Reconnaisance Orbiter lo fotografió en 2006. Una suma de avances técnicos ha resuelto el misterio.
El 3 de diciembre de 1999, otra nave espacial desapareció, cuando el aterrizador Mars Polar Lander perdió contacto durante la entrada atmosférica. A pesar de la búsqueda sobre las imágenes del orbitador Mars Global Surveyor, su posición actual es desconocida. Sin embargo, la búsqueda continúa.

Para encontrar vehículos perdidos, la disponibilidad de medios técnicos debe aliarse con una voluntad de búsqueda. Cada día, medios y recursos técnicos considerables son utilizados con el fin de encontrar vehículos perdidos, principalmente barcos y aviones.
Pero la intensidad de la investigación disminuye con el tiempo, hasta el abandono. La voluntad de búsqueda desaparece.

La ingeniería es la misión de missing.aero, en la medida en que le permite comprobar conceptualmente, experimentalmente y sobre el terreno la eficacia del uso de las nuevas tecnologías en la búsqueda de vehículos perdidos.

Por qué buscar ?

Las actividades de missing.aero son la suma de recursos técnicos y de la voluntad de búsqueda.
Nuestra voluntad de búsqueda está motivada por el desafío técnico, pero también por el valor emocional del éxito de la misión. La falta de éxito en las búsquedas que ya se han llevado a cabo, sobre todo debido a las dificultades topográficas de determinados territorios, encarna el reto técnico y nos obliga a revisar la información, las hipótesis y los métodos de búsqueda utilizados hasta ahora.

El valor emocional es impulsado por las expectativas de aquellos cuyas vidas han sido afectadas por la pérdida de los ocupantes de los aviones de nuestras misiones. Familias, amigos y colegas esperan desde hace años o décadas alguna certeza sobre el destino de sus seres queridos.
missing.aero organiza y asocia recursos y voluntad de búsqueda para responder a la única pregunta pertinente: dónde están?

Con este fin, hemos establecido nuestras primeras cuatro misiones.




«Every wall is a door»

Ralph Waldo Emerson