Misión "Port of Brunswick"

  • Paul Rinaldo Redfern (a la izquierda) delante el Stinson SM-1 Detroiter "Port of Brunswick"

Misión "Port of Brunswick"


El contexto

El miércoles 25 de agosto de 1927, Paul Rinaldo Redfern, 25 años, despegó desde Brunswick, Georgia (Estados Unidos) para un vuelo sin escalas hasta Río de Janeiro. Iba solo, a bordo del "Port of Brunswick", un Stinson SM-1 Detroiter (NX773) especialmente preparado para lo que iba a ser el vuelo sin escalas en solitario más largo de la historia: 8.500 kilómetros en 60 horas de vuelo.
A modo de comparación, Charles Lindbergh había logrado en solitario, en mayo del mismo año, el vuelo Nueva York – París, de 5.800 kilómetros en 33.30 hs. de vuelo.

Los días siguientes al despegue de Redfern, los testimonios del paso de un avión por lugares remotos, a veces a cientos de kilómetros unos de otros, se suceden. Al menos trece expediciones de rescate se pusieron en marcha para encontrarlo, sin éxito, en un período de diez años. Testimonios más que dudosos o fábulas increíbles lo sitúan viviendo con indígenas, como prisionero, o voluntariamente, en Venezuela, Brasil, Guyana, Surinam y la Guayana francesa.

La misión "Port of Brunswick" tiene como objetivo encontrar trazas del avión de Paul Rinaldo Redfern, perdido en algún lugar de América del Sur en 1927.


« Point ship to nearest land, wave flag once for each 100 miles. Thanks, Redfern »

mensaje lanzado por Paul Redfern sobre el buque de carga Christian Krohg cerca de la costa de Venezuela